5.1 Significado de la Profesionalización en el marco de la evaluación

El primer ingrediente del viaje hacia la profesionalización de su VOPE, es el establecimiento de una definición clara de qué y qué significa la profesionalización para su VOPE (recuerde que VOPE es el acrónimo en inglés de “Voluntary Organization for Professional Evaluation”, que en español se traduce como “organización voluntaria para la evaluación profesional". Es decir, el nombre en sí hace referencia y enfatiza la noción de profesionalización). Distintas personas definen la profesionalización de diferentes maneras. En la Organización Internacional para la Cooperación en la Evaluación (IOCE por sus siglas en inglés), por ejemplo, definimos la profesionalización como un conjunto colectivo de acciones destinadas a equipar a las y los evaluadores con valores sólidos, ética, conocimientos y habilidades en evaluación que contribuyan a generar evaluaciones útiles y de calidad.

Publicaciones como las del Grupo de Evaluación de las Naciones Unidas (2016, 2018), Blaine Worthen (1994) y Robert Picciotto (2011) proveen diferentes posturas respecto al significado de la noción de profesionalización. Sin embargo, todas coinciden en algunos aspectos importantes, como que la profesionalización se refiere a un "plan" colectivo para dar estatus y reconocimiento especial a una actividad (en este caso la evaluación) con la finalidad de contribuir a un desempeño superior de la misma y a la protección del público que no está equipado o no cuenta con las herramientas o conocimientos necesarios para poder juzgar la calidad de dicho desempeño. Las actividades llevadas a cabo con profesionalismo están cimentadas en una base de conocimiento central que requiere de una capacitación especial. También se adhieren a los estándares de la práctica y se llevan a cabo de conformidad con pautas éticas que tienen objetivos altruistas claros. Una profesión conlleva el respeto por parte de sus usuarios, quienes aceptan que el profesional es autónomo y está mejor posicionado que una persona cualquiera, para enfrentar una situación determinada.

La profesionalidad se refiere a la actitud y el comportamiento de un profesional. Curiosamente, no es fácil documentar las características de un profesional como aquellas que a menudo se oponen a las de un aficionado. Sin embargo, se puede inferir que las y los profesionales (y por lo tanto, el profesionalismo) son aquellas personas que trabajan a tiempo completo en su ocupación, lo que les otorga un mayor estatus profesional que alguien que no lo hace. El profesionalismo se basa en un entrenamiento formal en un campo de conocimiento especializado, el cual a menudo es confirmado mediante algún tipo de certificación. Los miembros de una profesión se rigen por un código de ética profesional y son vigilados por asociaciones de profesionales. El profesionalismo, entonces, puede verse como la victoria de la experiencia, la honestidad y el servicio desinteresado sobre la incapacidad, el fraude y la charlatanería (tal y como lo expresa un autor).

Desde el punto de vista de una VOPE, el objetivo de profesionalizar la práctica de evaluación implica apoyar mecanismos que favorezcan los objetivos de:

  • Determinar la manera en que la práctica de la evaluación contribuye al desarrollo de los sistemas nacionales de administración pública y/o gobernanza (y, por lo tanto, de describir el ecosistema de evaluación nacional);
  • Identificar las capacidades que se requieren por parte de las personas evaluadoras en el sistema nacional de evaluación (y por ende, de quienes potencialmente podrían comisionar las evaluaciones);
  • Adoptar estándares mínimos en la práctica de evaluación.
  • Definir pautas éticas dentro de las cuales debe operar la práctica de evaluación, dando especial atención a la salvaguarda de los derechos humanos y los derechos del público;
  • Apoyar el desarrollo de capacidades individuales por parte de instituciones académicas y formadores especializados;
  • Considerar cómo reconocer a las personas que son profesionales.

Un segundo aspecto que debe de considerar su VOPE es si desea o no utilizar el término “profesionalización”. Por ejemplo, en Sudáfrica, la Asociación Sudafricana de M&E (SAMEA) prefiere utilizar el término “fortalecer” a las y los evaluadores y a la práctica de la evaluación en vez de “profesionalizar”.

Entonces, algunas preguntas para ustedes, líderes de las VOPE: ¿Ha definido su VOPE lo que significa ser un profesional de la evaluación? ¿Han discutido al respecto con sus integrantes y aliados? ¿Existe un consenso en torno a lo que significa ser un evaluador (y por lo tanto sobre lo que es la evaluación propiamente dicha)?

Referencias

  • Picciotto, Robert (2011) The logic of evaluation professionalism, Evaluation
  • Grupo de Evaluación de las Naciones Unidas. Normas y estándares para la evaluación (2016).
  • Grupo de trabajo del Grupo de Evaluación de las Naciones Unidas (2018) Round Table Meeting, Becoming Fit to Evaluate in the SDG Era: Exchanges on Professionalization, mayo de 2018
  • Worthen, Blaine R. (1994) Is Evaluation a Mature Profession That Warrants the Preparation of Evaluation Professionals?, New Directions in Evaluation

Ajouter un commentaire

Plain text

  • Aucune balise HTML autorisée.
  • Les adresses de pages web et de courriels sont transformées en liens automatiquement.
  • Les lignes et les paragraphes vont à la ligne automatiquement.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Tweets par VOPE